[Carta de Eduarda Mansilla. [1885?] julio 10, Buenos Aires; para Ricardo Palma, Lima]

La carta de Mansilla, bosqueja un temple femenino apasionado y guarda, entrelíneas, los relatos que no se pueden contar al amigo, con frases como: "Aquí me tiene usted combatida por los aquilones feroces de la vida, vencida no, pero muy quebrantada. Yo no he sabido como los demás manejar mi barca con habilidad en este mar sin riberas, soy de espíritu inquieto, de corazón ardiente (…) padecen siempre (…) Llorar y sufrir, pero no en vano." Y remata su autorretrato con una cita en francés que dice así: “Es mejor romperse el corazón que cerrarlo”.
Descripción
Manuscrito firmado.
Título facticio.
Foliación original: "107".
Fecha
[1885?]
Idioma
Tipo de formato

application/pdf